Ventajas y Desventajas de las tiendas web

 El e-commerce ha tenido una fuerte tendencia de crecimiento durante el último quinquenio. Sin embargo, un estudio realizado por el grupo Creditreform Boniversum (Alemania) en el año 2016, demuestra que la mayoría de los consumidores aún prefiere apersonarse en tiendas físicas versus comprar en negocios web.

Para esclarecer un poco más el escenario, en el presente artículo te presentamos algunas ventajas y desventajas del comercio online, para que saques tus propias conclusiones al respecto:

  • Ventajas:

– La solvencia de inventario es una de las prerrogativas de las compras web, ya que la probabilidad de que encuentres un producto específico es bastante elevada.

– La distancia entre un negocio online y otro radica en, básicamente, un clic. Por ende, para los internautas es mucho más sencillo comparar precios y garantizar la selección de la oferta más competitiva entre todas las opciones analizadas.

– Dependiendo de tu localización geográfica, puede que en tu localidad no esté disponible un artículo específico que estés buscando, por lo que las compras online y los envíos vía courier siempre serán una buena alternativa de abastecimiento.

– Los envíos por correspondencia también representan una ventaja competitiva: si la compra es voluminosa o pesada, concertar un envío puerta a puerta directamente en tu vivienda es una alternativa sumamente favorable.

  • Desventajas:

– La incertidumbre sobre si se presentarán errores en el envío, o cómo será la calidad del servicio de transporte, estará siempre presente hasta el momento en el que finalmente llegue el paquete, y puedas cerciorarte de que la operación fue satisfactoria.

– Si solicitas el envío de la mercancía vía courier, suele ser difícil realizar el seguimiento del envío. Además, debes programar tu tiempo para la recepción del paquete en casa, y adaptar tus horarios en función de ello.

– Las imágenes referenciales del producto no siempre reflejan las características del producto: colores, dimensiones, texturas, entre otras. Esto puede inducir en la ejecución de compras infructuosas, si el producto no cumple con tus expectativas.

– El proceso de devolución de productos defectuoso y/o la ejecución de garantías suele ser más engorroso bajo esta modalidad.

Como ocurre en cualquier ámbito, siempre existen pros y contras que debemos sopesar al momento de realizar una elección. En este caso, juega bien tus cartas y, dependiendo de tus requerimiento, elige la mejor opción de compra que tengas a la mano, bien sea a través de un e-commerce o mediante la adquisición de productos en tiendas físicas.